26746

Los secretos que no conocías de las verduras

Compártelo

¿Sabías que el brócoli es una flor?

América Latina siempre se ha caracterizado por su tierra fértil capaz de producir frutas y verduras convencionales y exóticas. El brócoli, una hortaliza que pese a no ser producida en gran extensión por el continente, sí presenta una producción destacada en México, dónde el país ocupa el cuarto lugar en exportaciones de la verdura y el sexto lugar en producción mundial.

Según la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés), el principal destino de exportación del brócoli mexicano es Estados Unidos y  la Unión Europea, lugares donde especialmente se vende congelado, fresco y finalmente con poca demanda, como brócoli germinado.

Esta hortaliza se asemeja a un ramito verde, es originaria de Italia y hace parte de la familia de las coles e incluso se le ha considerado ser una variedad de la coliflor. Se reconoce como un cultivo de fácil producción y preparación, motivo que alienta su consumo ya sea de forma gratinada, cocida, al vapor o como guarnición en toda clase de platos como sopas, ensaladas, pasteles y batidos. También hay quienes lo comen crudo y lo acompañan con salsas y quesos.

El brócoli presenta tres variedades: el verde calabrés, el romanesco y el de Verona. Presentan tonos verdes, azules y morados que corresponden a los colores de la flor – la cuál es la parte comestible de la hortaliza. Es por este motivo que se recomienda no consumir la verdura cuando sus flores (ramito) estén abiertas, blandas o de color amarillo.

El brócoli también se puede clasificar por el ciclo de formación y crecimiento de la verdura, pues cuando crece en menos de 3 meses presenta un color rosado. También se conoce como brócoli de media estación cuando crece entre 90 y 110 días y desarrolla un color azulado. Por último, está el brócoli tardío, que es la variedad más popular, la cual tras cumplir más de 110 días de siembra crece perfectamente y presenta color verde o blanco.

Para evitar su contacto con el aire y desarrollar enfermedades por virus, bacterias y más, se puede almacenar sin lavar en bolsas plásticas perforadas hasta por 2 semanas, además es necesario conservarlo en temperaturas frías con ayuda de agua o hielo para reducir el riesgo de podredumbres bacterianas que se desarrollan con el calor.

Su producción representa el trabajo de agricultores que con buenas prácticas cultivan y protegen la hortaliza cada tres meses durante todo el año para que tú puedas alimentarte de forma sana y segura.

Fuentes:

 

Otras verduras:

AcelgaZanahoriaLechuga

Artículos relacionados

Iniciativa

Un cultivo ideal con sello latinoamericano

Quizá no lo sepas, pero la soja o soya es una de las legumbres más consumidas en el mundo. Está…
Ver +
Iniciativa

¿Qué tanto sabes sobre las frutas amarillas?

Quizás no seas consciente pero a diario o varias veces en la semana puedes consumir alimentos como jugos, postres, dulces…
Ver +
Iniciativa

Las comidas futboleras de la Copa América

Conoce las comidas futboleras de los países participantes en la Copa América Brasil 2019
Ver +