26842

¿Qué es la cerveza?

Compártelo

La cerveza, después del café y el jugo de naranja, es la bebida más consumida en el mundo. Aunque históricamente se ha encargado de acompañar desde grandes celebraciones hasta esos pequeños momentos del día a día, también se encarga de ablandar y aromatizar las carnes, combatir el insomnio, proteger los huesos y hasta como fertilizante para las plantas.

¿Y sabes la razón? Porque más que una bebida alcoholica, la cerveza se compone de ingredientes naturales y agrícolas como la cebada, levadura, lúpulo y adjuntos. Éstos cereales producidos por manos agrícolas aportan múltiples beneficios y tienen muchos usos.

El primer ingrediente no mencionado es el agua, el líquido vital que representa el 90% de la receta de la cerveza, un componente que además viene acompañado de sales y minerales como el calcio, sulfatos y cloruros que le aportan calidad a la bebida.

Lee también: Los cultivos más importantes del mundo

La cebada, un cultivo resistente al frío y a la sequía capaz de crecer en terrenos pocos profundos y pedregosos. Cuenta con dos tiempos de crecimiento, aunque para la cervecería o maltería se usa un periodo corto, donde se debe regular la germinación, el bajo nivel de proteínas, la cantidad de enzimas, almidón, azúcares y vitaminas que se extraen.

Al cumplirse con estas características de cultivo y cosecha, la cebada es la encargada de aportarle el olor y aroma a la cerveza; un  aroma que también nos recuerda a nuestro grupo de amigos.

Ahora te preguntas, ¿dónde está el secreto de la bebida? Es precisamente la levadura, ya que sin ella, la cerveza no se fermentaría ni produciría alcohol y gas carbónico a partir de azúcares, perdiéndose el toque que hace tan popular a la cerveza.

Aunque no es un cultivo agrícola, es un microorganismo unicelular natural  disponible en dos tipos: Levadura de alta fermentación que se activa a una temperatura de 18 a 25º C y levadura de baja fermentación que se da a una temperatura menor de 6 a 10° C. Actualmente para la industria cervecera se mezclan los dos tipos a partir de tecnologías térmicas.

Un cuarto ingrediente es el lúpulo, la planta que aporta el sabor amargo a la cerveza y sus distintos aromas florales, cítricos o herbales que puede tener la bebida. Para ello, éste debe ser cultivado en época de primavera, de lo contrario puede ser poco productivo y de baja calidad.

Además de ser usado en la industria cervecera, el lúpulo es empleado como conservante, medicamento y componente para productos de belleza. También se puede consumir solo, dado que sus hojas frescas se pueden preparar como ensaladas o se pueden hervir y comer como verdura, sopas o tortillas a modo de espárragos.

Finalmente se encuentran los adjuntos, cereales en estado sólido como el arroz, maíz, sorgo, trigo, soya, entre otros. Éstos proveen azúcar y favorecen la estabilidad fisicoquímica de la cerveza y aportan características de sabor.

Lee también: Maíz y trigo materias primas

Ya que conoces de dónde viene la cerveza, te invitamos que en la próxima ocasión que consumas esta bebida, tengas presente que puedes disfrutar de su sabor y aroma gracias al trabajo de agricultores.

Fuentes:

Artículos relacionados

Iniciativa

Los secretos que no conocías de las verduras

Esta hortaliza gana un reconocimiento por ser una de las verduras más antiguas que se conoce, pues su consumo está documentado desde hace más de seis milenios.
Ver +
Iniciativa

Así es la fruta del mes

Mango, la fruta corazón Probablemente una de las frutas más populares en el mundo, el cultivo del mango se inició…
Ver +
Iniciativa

Maíz y trigo materias primas

Los principales cultivos del mundo son los cereales,  y se consumen casi a diario en diferentes presentaciones...
Ver +